En modo provocación, el obispo de Azul dijo que abortar es cargar con un crimen

El jefe regional de la Iglesia, diócesis a la que pertenece la parroquia de Bolívar, se despachó con un anacrónico mensaje en contra del aborto, justo al momento que la sociedad argentina avanza hacia su legalización. 

A través de un comunicado, monseñor Hugo Manuel Salaberry, se pronunció sobre el tema del aborto.

En un primer párrafo, el cura, sostuvo que “son tres argumentos difíciles de comprender. Qué difícil creer que somos libres cuando el precio de la libertad es la eliminación de una vida humana. Qué difícil creer que una vida humana e inocente puede impedir la felicidad. Qué difícil dañar un vínculo tan íntimo, fascinante y conmovedor -el de una madre con su hijo- sin que se resientan los otros vínculos”, expresó.

En segundo lugar, habló de “tres momentos que iluminan. Qué dichosa la mujer que puede engendrar un hijo y llevarlo en su vientre: tan de ella y tan libre. Qué dichosas las personas que pueden decir: ¡Éste es mi hijo, ésta es mi hija! Qué dichosa la familia en las que irrumpe un nieto o una nieta porque en su naturalidad hace posible releer la historia personal, hace posible dar un nuevo movimiento a la vida familiar y se sanean las relaciones”.

Como un tercer tema, se expresó sobre “tres argumentos que duelen. Tratar de justificar una acción y cargar con un crimen. Querer hacer legal lo que nunca será justo. La afrenta a las personas que han deseado un hijo durante toda su vida y no lo han podido tener”.

Por último, aclaró que “por todo esto, desde el Obispado estamos dispuestos a acompañar a toda madre que lleva en su seno una vida nueva, así como también recibir a los niños no deseados y hacernos cargo de ellos. Porque toda vida vale y un hijo siempre es una bendición, aunque no venga en las circunstancias que hubiésemos deseado”.

 

Noticias relacionadas

Dejá un comentario