Análisis y datos finales de las elecciones en Bolívar y el nuevo duelo Pisano-Morán

OSCAR BISSIO

Marcos Pisano, ganador de las PASO del domingo superó a las dos fórmulas de Juntos para el Cambio por 786 votos.

Ese es el guarismo desde el cual deben partir todos los análisis con pretensiones de pronٌóstico con relación a las generales de octubre.

Se parte de un análisis lógico y matemático, y se aclara –al mismo tiempo- que en política nada es lógico y matemático.

En principio, nadie podría dudar sobre el sostenimiento de los votos logrados por el ganador de la contienda, pues su piso será entonces de 10.350 sufragios; mientras que su escolta Juan Carlos Morán, la sorpresa del 11 de agosto, partirá de sus 5.357 asegurados y la promesa del errequismo de acercarle sus 4.207 sufragios.

Sumados los votos de los dos referentes de Juntos por el Cambio arrojan un total de 9.564, unos 786 menos que los computados por el Frente de Todos.

Ese es el flanco matemático del análisis y le da paso a las cuestiones interpretativas que llevarán a pensar de uno y otro lado por qué podrían engrosar cada uno su capital de votos.

Pisano no tendrá tiempo para descuidos. Le apareció un adversario de carácter y muy hecho en el oficio de la política que a fuerza de convicción personal comenzó de atrás hasta escalar hacia la cúspide del podio macrista local.

Su victoria por sobre José Gabriel no es sólo un simple triunfo. Marca una suerte de recambio referencial en el radicalismo de Bolívar del que el propio José –aún renovándose- fue parte durante muchos años.

Marcos sabía contra quien iba a competir si ganaba Erreca. Ahora se encuentra frente a una incógnita y a un oponente de quien no conoce sus modos ni formas. Y que viene en alza.

El actual intendente no tendrá descanso de acá a octubre. Lo positivo ya dio su resultado tal como su fuerte presencia institucional y su compromiso por la gestión sin fijarse el color político de la entidad o del ciudadano.

Ahora, deberá doblegar la militancia y empardar las caminatas del moranismo que tanto resultado le dieron. Como a Bali en 2011.

Ambos, se disputarán varios tesoros diseminados en el camino hacia las generales:

Por el lado de Morán, irá por todos los votos que apoyaron a José Gabriel, algunos de Miki Francisco y el más preciado de los cofres que es el voto de aquellos que estuvieron ausentes en agosto y que votarán en octubre.

Y Marcos irá casi por lo mismo. Captar el voto conservador que respaldó a Erreca pero no se convence de Morán, una porción de la izquierda y el electorado que no votó en agosto y votará en octubre.

En detalle, podría asegurar alguien temerariamente que Pisano tendrá más trabajo a la hora de buscar los votos de José. Pero antes de ser imprudentes vale aclarar que Morán no goza del mismo reconocimiento fuera de su partido. Y esos son los votos que podrían caerle casi naturalmente al actual mandatario comunal.

Ambos, apuntarán fuertemente a la tercera de las opciones: ese elector que no fue en agosto y que irá a expresarse en octubre.

Y en este juego de números vale recordar que en las PASO 2015 votó el 76,07% del padrón, y que en las generales del mismo año lo hizo el 82,61%.

Es decir, un 6,54% más de electores entre una y otra contienda. Unos 1950 votos, a razón de 297 sufragios por punto porcentual. Y ninguno, deberá despreciar el 6.96% de los votos (1.393) en blanco registrados el domingo que ocuparon el cuarto lugar de las preferencias por delante del candidato de la izquierda.

Los detalles de la elección a intendente 

 

 

 

 

 

 

 

Los detalles de la elección a presidente y gobernador

 

 

 

 

 

GRAFICOS: GENTILEZA FM SIGNOS www.fmsignosbolivar.com.ar

Otros datos

Pisano sacó 1.315 votos más que Alberto Fernández y 2.213 votos más que Axel Kicillof.

María Eugenia Vidal logró 27 votos más que Juan carlos Morán y José Gabriel Erreca juntos.

Eduardo Bali Bucca sacó 404 votos más que Roberto Lavagna.

Antecedente de las generales 2015

Más allá de las interpretaciones de cómo y qué votó el ciudadano bolivarense, la realidad es que los cortes de boleta se multiplicaron durante la jornada de ayer.

En el distrito de Bolívar, las víctimas de la tijera fueron Ricardo Criado; Rodo Romero y Fabián Castillo en el orden municipal.

En el provincial, Aníbal Fernández, fue el candidato más perjudicado en Bolívar.

Por su lado, el intendente Eduardo Bucca y María Eugenia Vidal, fueron los participantes menos afectados por la temible esquiladora.

Los números reales indican que Ricardo Criado tuvo 2.293 votos menos que Vidal y 1.562 votos menos que Macri. El propio Macri obtuvo 731 menos que su candidata a gobernadora.

Por su parte, Eduardo Bucca, ratificó su hegemonía al sacar 4.565votos más que Aníbal Fernández y 4.125 votos más que Daniel Scioli. Por ende, Scioli, superó al propio Aníbal por 440 votos.

En la tabla de abajo, la pobre performance de Rodo Romero se vio agravada por los cortes sufridos a manos de su referente Sergio Massa que sacó 2.614 votos más que él y de Felipe Solá que logró1.493 sufragios más.

Los exiguos números de Fabián Castillo, también sufrieron de la misma forma proporcionalmente: Margarita Stolbizar lo superó en131 votos y Jaime Linares por 24.

Noticias relacionadas

Dejá un comentario