El congelamiento de sueldo del intendente: una medida innecesaria

La pandemia de coronavirus reinante en el mundo dispara cientos de miles de alquimias sobre la forma de combatirla. En todos los órdenes; y los municipios no son la excepción.

La pregunta es si era necesario que el intendente Marcos Pisano se haya congelado el sueldo hasta mitad de año?

La lógica republicana señala que no. Que reducirse el ingreso por la función para lo cual lo eligió la ciudadanía no es una medida del todo justa ni necesaria.

Lo fundamental es que esa persona que fue ungida como máxima autoridad de los bolivarenses sepa conducir los destinos de la sociedad en las buenas y en las malas.

Y hasta hoy, transcurridos 12 días desde que se implementó la cuarentena, el intendente refleja un accionar eficaz ante la muy difícil coyuntura y un incierto escenario.

Acaso como muchos funcionarios del país ha decidido conducir personalmente las actividades estratégicas contra la posibilidad de la llegada del coronavirus a Bolívar y las ligadas a que inexorablemente lleguen los casos positivos en el pico de la pandemia y Bolívar esté preparado para recibirlo, neutralizarlo y disminuirlo al menor número posible.

La prueba de fuego está en pleno desarrollo, será un punto de inflexión para su gobierno y la necesidad de una remuneración es justa y no debería ser motivo de debate. 

LEER TAMBIEN:

El intendente Marcos Pisano tomó la decisión de congelarse el sueldo

 

 

                                                                                           

Noticias relacionadas

Dejá un comentario