Estremecedor relato de Alfredo Carretero sobre la tragedia del 19 de noviembre de 1985

Bolívar recuerda a su héroe Juan Carlos Bellomo a 35 años de una tragedia histórica

Era el jefe de Compras del gobierno municipal, pero esencialmente bolivarense y amigo personal del intendente Alfredo Carretero. Eran hombres de menos de 40 años y habían accedido al poder tras el huracán alfonsinista que le devolvió la Democracia a los argentinos.

Bolívar había sido castigada con varias inundaciones y Carretero, de gran experiencia previa en cuestiones hídricas por su profesión de ingeniero, advirtió enseguida la falta de respuesta de la Dirección de Hidráulica bonaerense al pedido de obras para parar las aguas que inexorablemente terminarían en el casco urbano de la ciudad.

En ese marco, después de varios días de negociación infructuosa, el jefe comunal decidió los cortes (Ver aparte) y es a partir de allí cuando se desata la tragedia.

Fue el 19 de noviembre de 1985.

“Nosotros (con Isidoro Laso) estábamos del lado opuesto a Bolívar si tomamos los cortes como referencia. Y otras autoridades junto al pueblo del lado de la ciudad. Estábamos explicándole al ejército y a la policía (enviados por Provincia) que si querían tapar los cortes iban a tener que pasar por sobre todo un pueblo”, recordó a Infobis el exintendente en diálogo exclusivo.

El exintendente, añadió que “a partir de ese momento un problema que era absolutamente técnico, se transformó en político”, y aclaró que la tensión recién cedió tras la intervención del ministro de Gobierno Juan Antonio Portesi que “se dio cuenta de la gravedad del hecho”.

El accidente

Una vez que se calmaron los ánimos, el intendente emprendió el regreso en una lancha que ocupaba junto a Isidoro Laso; Jorge Creado; Juan Carlos Bellomo y que era conducida por Julio Zabaljauregui.

“Juan Carlos venía detrás de mí, con unas botas e indumentaria muy pesadas que no ayudaban a la situación. Se paró de inmediato el motor de la lancha. Se tiró un ancla pero no detuvo a la máquina y ahí salimos todos violentísimamente despedidos y fuimos a dar contra una alcantarilla. El choque contra la alcantarilla se dio con un agua a una velocidad tremenda. Cada uno hizo lo que pudo y fuimos saliendo o rescatados tras volcar, pero a Juan Carlos se lo llevó el agua”.

La crónica de la época confirma que la búsqueda del funcionario municipal duró tres días a través de buzos tácticos y bomberos hasta que se halló el cuerpo. Fue el 19 de noviembre muy temprano. Ese día un bolivarense se convirtió para siempre en emblema de la lucha por el amor a un pueblo.

NOTA PUBLICADA EN INFOBIS HACE DOS AÑOS

Noticias relacionadas

Dejá un comentario